Currículum ciego

Cuando todavía muchas veces no se tiene claro, qué puede preguntarse y qué no, en una entrevista de selección de personal por parte del seleccionador, entra en escena un programa piloto, propuesto el pasado enero por el gobierno, para testar el currículum ciego.

Entre aquello que no puede preguntarse a un candidato en un proceso de selección está la edad, la nacionalidad o el estado civil. Lo describe la revista digital del Observatorio de Recursos Humanos en su artículo Preguntas ilegales en las entrevistas de trabajo.

La implantación del programa del currículum ciego propuesta por el gobierno busca prevenir la segregación horizontal, es decir que el hecho de ser hombre o mujer, no limite el acceso a determinadas profesiones.

Este tipo de programa ha sido probado y está funcionando en otros países europeos y en Estados Unidos. Las razones que lo han impulsado varían desde la discriminación por razones de nacionalidad o raza, a la universidad donde se han cursado los estudios.

En cualquier caso, lo que se busca en España es que cualquier persona pueda acceder a una entrevista o primera fase de un proceso de selección, sin que intervengan en ello razones ajenas a su valía profesional. Es decir, el sexo, la edad o la nacionalidad no deben influir en el reclutamiento de un candidato.

¿Qué es el currículum ciego y a quién afecta? 

Es un modelo de currículum que omite los datos personales y la fotografía del candidato, con la finalidad de que en el proceso de selección se contemplen exclusivamente las competencias necesarias para el desempeño del puesto de trabajo.

Es una práctica que no tiene porque erradicar todas las conductas discriminatorias en materia de selección, puesto que el candidato puede no superar las siguientes fases del proceso. No obstante es una invitación a hacer las cosas de otra manera, de una forma más coherente al tiempo en que vivimos. 

¿Cómo afecta a una empresa socialmente responsable el currículum ciego?

Es una oportunidad para que las organizaciones pongan el foco en el employer branding, en el impacto de sus políticas de personas.

Es el momento de que las organizaciones integren buenas prácticas en sus procesos de selección, fomenten la transparencia y el trato igualitario.

El pasado lunes en el programa Escúchate, de Aragón Radio, presentado por con Javier Vázquez , en su sección Empleo en red, con Juan Martínez de Salinas, se trataba el tema ¿Currículos con o sin foto?, y su doble impacto.

El currículum ciego genera un impacto positivo para el candidato en su acceso al empleo o transición profesional, donde primará su talento, y un impacto también positivo desde el punto de vista de las organizaciones.

En el caso de éstas últimas, la imagen como empleador de la organización frente a los trabajadores y otros grupos de interés, como pueden ser potenciales trabajadores o clientes, sale fortalecida.

Por otra parte, es una buena práctica con consecuencias positivas para el propio proceso de selección, favoreciendo la diversidad y riqueza de los equipos, y evitando los sesgos del propio proceso, que en muchas ocasiones limitan esa diversidad.

¿Llegará el currículum ciego para quedarse? ¿Contribuirá esta medida al diseño de nuevas políticas de selección?

Gracias por leerme.

Autora: Beatriz Ruiz en #marcatuTalento

Sígueme en:

Derechos de imagen: Pixabay

Career Coach especializada en desarrollo profesional y de carrera, orientación profesional para el empleo y recursos humanos.

CC BY-NC-SA 4.0 Currículum ciego por Beatriz Ruiz Vinué está licenciado bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional.